martes, 5 de julio de 2011

Alcalde Nebot suscribió el 5 de julio, contratos para la construcción de puente peatonal sobre el Salado y obras de regeneración urbana

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, suscribió el martes 5 de julio, a las 11h30, en el Salón de la Ciudad del Municipio de Guayaquil, tres contratos de regeneración urbana para distintos sectores de la ciudad, entre ellos: el puente peatonal en zigzag sobre el Estero Salado, que unirá a las universidades Estatal de Guayaquil y Católica de Santiago de Guayaquil.

Las firmas forman parte de las actividades que se desarrollan en las festividades julianas y contemplan también la regeneración urbana de la calles Gómez Rendón, desde Guaranda hasta José de Antepara; y de la 29, (Assad Bucaram), desde la calle Mocache hasta la calle 42, en los exteriores del cementerio del Suburbio. Ambas obras mejorarán la vida de los moradores de la parroquia popular Febres Cordero.

Dichos trabajos incluyen la refacción y pintada de las viviendas del entorno del sitio, mejoramiento de aceras, bordillos y veredas, nueva iluminación y colocación subterránea del clabeado eléctrico, telefónico, de cable e Internet.

La regeneración urbana de la calle Gómez Rendón corresponde a las aceras norte y sur y tiene un plazo de ejecución de 150 días. Las obras en la calle 29, en sus aceras este y oeste, tienen 120 días de plazo para su terminación y con ello se culmina la regeneración urbana de esta arteria del Suburbio porteño.

Puente peatonal
Asimismo, se construirá el puente peatonal de 180 metros de largo y con una original forma en zigzag, sobre el estero Salado, que va desde el Malecón de la Universidad de Guayaquil, etapa 4, sector del parque de la ex gasolinera de Urdesa, hasta la plaza Carlos Armando Romero Rodas, en el Parque Lineal, frente a la Universidad Católica Santiago de Guayaquil.

Esta obra que tendrá 6 pérgolas, tres jardineras móviles, mobiliario urbano e iluminación especial constituye un nuevo progreso para quienes habitan en Guayaquil por su original arquitectura y porque conecta a dos importantes sectores que son arterias económicas y urbanísticas de la urbe porteña.

El puente permitirá la circulación del sector de la Universidad Católica hacia Urdesa y el Malecón Universitario y viceversa, con lo que se aprovechan los dos malecones, Universitario y del Parque Lineal y se conecta hasta el puente Cinco de Junio y hasta el de Portete.

“Esta obra beneficia a sectores de carácter popular, de clase media y a la comunidad universitaria de las dos universidades”, apuntó Nebot durante la firma de los contratos.

Cabe indicar que estas obras contribuyen a mejorar la autoestima y calidad de vida de la gente. Además de que la regeneración es gratuita y genera trabajo para miles de carpinteros, gasfiteros, albañiles, pintores y obreros que contribuyen con su mano de obra a dinamizar la economía consiguiendo empleo y bienestar para sus familias.

No hay comentarios :

Publicar un comentario