martes, 30 de agosto de 2011

Municipio de Guayaquil reconstruye la Iglesia La Ascensión del Señor Campanario como parte de la regeneración urbana


Cuarenta y cinco años después de que la orden de los Padres Capuchinos, que estaban asentados en la parroquia Santa Ana, fundaran la capilla de Cristo Resucitado -ahora conocida como la Iglesia La Ascensión del Señor Campanario- comenzó a ser reconstruida.

El Templo, ubicado en las calles Alcedo y la 21 (hacia la ribera del estero Salado), en el Suburbio Oeste de la ciudad, fue demolido por el contratista municipal Jhonny Vera Bravo el 10 de julio pasado. La infraestructura que había sido construida con recursos económicos de los devotos y levantada con el trabajo de los mismos feligreses tenía problemas de asentamiento, sus paredes estaban agrietadas y el piso a desnivel cuarteado, según contó el diácono Segundo Vargas, quien también administra la casa del señor.

Por ello, técnicos de la Fundación “Guayaquil Siglo XXI” quienes desde hace cuatro años atrás que se comenzó la regeneración urbana de las calles Alcedo y Medardo Ángel Silva comprometieron su apoyo a la iglesia, decidieron que se vuelva a reconstruir debido a su vetustez.

Así, de acuerdo con los nuevos diseños se cimentarán nuevos pilotes para la edificación de hormigón armado y se instalarán redes de aguas servidas, porque anteriormente las descargas iban directamente al estero Salado. Además, se colocará una estructura de cubierta metálica, pisos de cerámica, tumbado, barandas metálicas e iluminación.

Adicionalmente, en el templo se refaccionará el baptisterio (pila bautismal), presantuario, capilla del Santísimo, prebisterio, altar, ambón, sede y sacristía. El cableado eléctrico y telefónico será subterráneo y nuevos ventanales y vitrales de aluminio y vidrio cambiarán la imagen del templo religioso.

Hasta tanto, obreros de la contratista ya comenzaron su trabajo. Luego de derribar la antigua cimentación, el área está lista para comenzar las labores de reconstrucción y cimentación del nuevo edificio. Se ha colocado un cerramiento, que también incluye al parque ribereño recientemente refaccionado y cuyo predio había sido abandonado y fue expropiado para convertirse en área recreativa también es parte del proyecto de regeneración urbana.

El área de recreación, que fue mejorada por la Fundación “Guayaquil Siglo XXI” y que cuenta con mobiliario urbano, actualmente da cabida a los devotos que se reúnen los jueves, a las 19h00, para la misa y adoración del Santísimo; y los domingos, a las 08h00, para las reuniones de catequesis donde padres e hijos escudriñan la Biblia. Asimismo, concurren a las misas domingueras de las 11h00 y 18h00, a cargo del vicario de la parroquia San Martín de Porres.

No hay comentarios :

Publicar un comentario