martes, 25 de octubre de 2011

Alcalde Nebot inauguró el martes 25 de octubre prolongación de la Av. Isidro Ayora que empata la Av. Francisco de Orellana con la vía a Daule


Solo 5 minutos se demorarán los conductores en conectarse desde la Av. Francisco de Orellana con la vía a Daule y viceversa por la prolongación de la Av. Isidro Ayora, al norte de la ciudad. El empate que une a dos importantes sectores de la ciudad, el residencial con el industrial fue inaugurado el martes 25 de octubre por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot.

Nebot recorrió a pie los 540 metros lineales de la nueva vía de hormigón armado, con seis carriles de circulación: tres de ida y tres de regreso que está abierto al tránsito vehicular desde hace un mes y permite que los conductores se desplacen con normalidad por ese sector de la urbe porteña.

En el tramo, la contratista municipal, el consorcio Gamaq, construyó las uniones de las calles de acceso de los bloques 7 y 10 de Bastión Popular, los bordillos, cunetas y se empataron los ductos-cajones del drenaje de aguas servidas. También se arreglaron los distribuidores de tráfico y se concluyó el adecentamiento del parterre central del acceso a fin de que luzca distinto con áreas verdes. Adicionalmente, se instaló iluminación.

El alcalde Nebot recordó que ese sector de la ciudad se inundaba: “Las Orquídeas quedaban bajo el agua en el invierno” y ahora cuenta con el alcantarrillado sanitario y pluvial.

Destacó que la conexión de la Av. Isidro Ayora permite el desarrollo que ese sector de la ciudad con la apertura de negocios y el área residencial incorporándose al sistema de transportación de la Metrovía y teniendo la pavimentación de sus calles porque cuentan con los servicios públicos.

Además, señaló, que cuando asumió como primer personero del Cabildo tenía claro que planes habitacionales como Mucho Lote 1 y Mucho Lote 2 iban a cambiar la mentalidad de las personas, su economía y la calidad de vida.

Antecedentes
La avenida Isidro Ayora tiene una longitud total de 2,7 km y va desde la Av. Francisco de Orellana hasta la intersección con la Av. 39 NO (vía a Daule). Su construcción se inició en mayo del 2003 y se interrumpió en el 2006 cuando la contratista J.P Construcción incumplió el contrato y se debió terminarlo unilateralmente. Estaba concluida en un 80%.

Así, la vía quedó abandonada y para el reinicio de los trabajos, el Municipio de Guayaquil abrió una nueva licitación y adjudicó nuevamente la obra que es financiada, como en la primera ocasión por la Corporación Andina de Fomento (CAF), organismo internacional que otorgó el crédito para su financiamiento.

El tramo de la Isidro Ayora inconcluso tenía una longitud de 540 metros. No pudo ser concluida por administración directa de la Dirección de Obras Públicas Municipales, debido a los procesos precontractuales porque estando financiada por un organismo internacional, debieron de cumplirse las formalidades del caso de acuerdo con lo previsto en la ley.

Los trabajos que se emprendieron fueron: la pavimentación de hormigón y construcción de canales de drenaje; la construcción de aceras, bordillos, parterres, áreas verdes e iluminación.

El 20% faltante estuvo en licitación desde octubre del 2010 en el portal de compras públicas y corresponde a 540 metros lineales. Una vez terminadas las obras en la Av. Isidro Ayora beneficia a alrededor de 1’000.000 de personas que en tan solo 5 minutos recorren desde la avenida Francisco de Orellana a la vía a Daule a través de la nueva arteria vial.

Las obras complementarias incluyen la infraestructura básica de agua potable, sumideros y cajas de aguas servidas y un canal abierto, dos ductos curvos y un derivador de aguas lluvias.

No hay comentarios :

Publicar un comentario