viernes, 28 de octubre de 2011

Alcalde Nebot inauguró estación de bombeo para la parroquia Pascuales el viernes 28 de octubre

Más de 35 mil pobladores de la parroquia Pascuales, al norte de la ciudad, serán beneficiados con la obra de alcantarillado que realiza el Municipio de Guayaquil por medio de la Empresa Municipal de Alcantarillado y Agua Potable de Guayaquil, (ECAPAG) y su concesionaria Interagua.

El alcalde Jaime Nebot inauguró una nueva estación de bombeo en un acto realizado en la cooperativa San Francisco el viernes 28 de octubre, al que asistieron la vicealcaldesa, Doménica Tabacchi, así como directivos de Ecapag e Interagua.

En su intervención felicitó a los habitantes de Pascuales porque esta obra mejora la calidad de vida y la salubridad de sus familias.

La nueva estación de bombeo consta de una cámara húmeda donde llegan las aguas residuales, dos bombas no sumergibles de 35 HP, una zona de taller y bodega, cuarto eléctrico y área para equipo de control de olores. En su instalación se incluye una tubería de impulsión de 1.980 metros y de 500 mm de diámetro, la que conducirán las aguas servidas desde la estación de bombeo de Pascuales hasta la estación de bombeo B3 de Bastión Popular.

Los trabajos de su instalación se iniciaron el 26 de julio del 2010 y tiene un costo de 1’610.998,72 dólares. La estación está ubicada en la cooperativa San Francisco, Callejón 12 y Av. Principal Montecristi.

Con esta obra se mejoran las condiciones de salubridad de los habitantes de Pascuales, erradicando los pozos sépticos y letrinas, con lo que se reduce el índice de enfermedades que son ocasionadas por la falta de alcantarillado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario