viernes, 13 de enero de 2012

Adultos mayores disfrutaron de presentación de Circo Abierto el viernes 13 de enero del 2012


En el Centro Gerontológico Municipal Dr. Arsenio de la Torre Marcillo, ubicado al norte de la ciudad, frente al centro comercial Albán Borja, se vivía un ambiente festivo la mañana del viernes 13 de enero. Con mucha alegría dos centenas de adultos mayores disfrutaban de la presentación del “Circo Abierto” a cargo de un grupo de adolescentes y jóvenes que con payasitos, mimos, acrobacias y malabaristas se convertían en su distracción.

“Esto es muy divertido, lo disfruto mucho. Hay que ver lo que estos jóvenes pueden hacer con sus saltos, sus bromas. Está muy lindo”, señaló con gran alegría Martha Sandoval de Franco, de 68 años y quien lleva 2 asistiendo al gerontológico.

El “Circo Abierto” es parte del proyecto Circo Social Guayaquil, una iniciativa del Municipio de Guayaquil junto al Gobierno que busca abrir espacios para que los niños, niñas y adolescentes beneficiarios del proyecto puedan mostrar a la ciudadanía sus habilidades y destrezas adquiridas, a través de presentaciones artísticas.

Divertida participación
El programa duró alrededor de una hora y llenó de sonrisas y aplausos la principal estancia del gerontológico, ubicada a la entrada de la institución. La acción de los payasos y mimos, con invitaciones a la participación de los adultos mayores, provocó en más de una ocasión situaciones divertidas que todos aplaudieron y disfrutaron.

Esta es una de las diferentes actividades que periódicamente lleva a cabo el Gerontológico Municipal Dr. Arsenio de la Torre Marcillo, institución regentada por el Municipio de Guayaquil y la Universidad Católica de Guayaquil.

Solidaria labor municipal
Para Martha ha sido una bendición haber encontrado este lugar donde “se halla tanta paz y uno se olvida de todo. Aquí uno hace nuevos amigos, aprende nuevas cosas y se está bien”.

Ella es una de las 430 personas, adultas mayores, que asiste al gerontológico municipal, donde los programas de interacción y talleres de aprendizaje se repiten cotidianamente, manteniendo las facultades físicas y mentales de todos, a cargo de personal especializado que en dos turnos diarios, de 09h00 a 12h00 y de 14h00 a 17h00, durante tres días a la semana, dictan charlas, talleres y monitorean juegos interactivos entre los participantes de esta institución municipal.

La labor solidaria que presta el gerontológico, que a partir de abril aumentará su capacidad a 700 usuarios, se refleja en las cientos de miradas inquietas y sonrisas abiertas de quienes asisten religiosamente al gerontológico.

“Yo puedo decir que aquí se vive una gran paz, rodeado de amigos. Siempre estoy esperando los días que me toca venir. Aquí me siento viva y con ganas de seguir adelante, de aprender cosas”, resalta con los ojos brillando María de Vera, de 73 años.

María asiste los lunes, miércoles y viernes, con su esposo Alex, de 78 años, quien hace unos años sufrió un derrame cerebral. “A mi marido le ha servido mucho venir aquí para su rehabilitación. Si no fuera por las actividades que aquí se hacen no sé qué hubiera pasado. Este es un gran servicio que presta el Municipio de Guayaquil. Estamos muy agradecidos”.

1 comentario :

Karla Davila dijo...

SALUDOS CORDIALES por favor pueden decirme en que lugar o direccion se realizan los talleres de circo social en Guayaquil? Me gustaria realizar un fotoreportaje.

Publicar un comentario