miércoles, 1 de febrero de 2012

Boletín de Prensa:

1 comentario :

Anónimo dijo...

Como espera el gobierno que no exista la delincuencia si ellos mismo cometen delitos como este, las espadas son de GUAYAQUIL, y deben estar con su legitimo dueño.
No porque me guste el perro del vecino y piense que yo lo puedo cuidar mejor, lo voy a sustraer! que reflexion de este gobierno.

Publicar un comentario