jueves, 2 de febrero de 2012

Municipio de Guayaquil entregó ducto cajón cuádruple de la Av. Isidro Ayora a habitantes del norte


Alexandra Amores, Ana Crespo y John Sánchez no lo podían creer porque estaban pisando sobre cascajo a la altura de la Av. Isidro Ayora y Av. José Luis Tamayo, al norte de la ciudad. Hace dos años atrás vivían con el basurero y el mal olor que emanaba de un enorme canal que atravesaba ciudadelas como Guayacanes, Polaris y Samanes. La evacuación de las aguas era imposible debido a la obstrucción del sistema.

Hoy, jueves 2 de febrero, eso es parte del pasado. La zanja de 420 metros lineales, cerca de 5 cuadras a lo largo de la Av. Isidro Ayora, estaba revestida de cascajo. La construcción de un ducto cajón cuádruple de aguas lluvias permitirá que las aguas ya no se acumulen y lleguen hasta su punto de descarga.

La obra que fue contratada por la Municipalidad de Guayaquil, a través de la Empresa Cantonal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (ECAPA-G), y con la dirección técnica de Interagua, concesionaria de los servicios básicos en el puerto principal, ya fue culminaba luego de dos años. El Cabildo porteño emprendió el costo total de la obra de más de 4 millones de dólares: sus estudios, diseños y la consecución de la construcción que duró cerca de 12 meses.

El jueves 2 de febrero, es un día muy especial para los habitantes de Guayacanes, Polaris y Samanes. Se cierra un episodio de la vida de ellos para comenzar uno nuevo. Son 60.000 habitantes que se benefician de la construcción del ducto cajón cuádruple ubicado en la Av. Isidro Ayora a la altura de la Av. José Luis Tamayo. Urbanizaciones como: Los Álamos, El Cóndor, Goleta Alcance, Madrid, Los Rosales 1 y 2, Polaris, Francisco de Orellana y las cooperativas Juan Montalvo, Estrella de Belén y Justicia Social también se benefician.

Tanto Alexandra como Ana y John recuerdan los accidentes de tránsito que se suscitaban o amigos de vecinos o familiares que caían en esa zanja donde cada invierno las aguas desbordaban y amanecían en sus casas. “Ahora no pasa eso, esta obra ha solucionado nuestras vidas”, dijo Alexandra.

Estos criterios solo confirmaron las palabras que resaltó el presidente del directorio de la ECAPAG, Andrés Mendoza, para quien la fecha se constituyó en algo histórico porque atrás quedaba el pasado para vivir con ese canal a la intemperie comparado con el revestimiento de hormigón armado que se ha hecho y que dará paso a una vía de acceso con más carriles en la Av. Isidro Ayora.

El concejal Manuel Sarmiento, en representación del alcalde Jaime Nebot, entregó la obra a la comunidad y se comprometió a seguir trabajando en beneficio de los habitantes de la urbe porteña con el apoyo de la ciudadanía.

No hay comentarios :

Publicar un comentario