lunes, 12 de marzo de 2012

Grafiteros fueron entregados a la Policía Nacional, luego de cumplir labor comunitaria

Con brocha en mano y dos tarros de pintura, Roberto Roca, Julio Mayorga y Rony Arévalo debieron recorrer el malecón Simón Bolívar para pintar las paredes que rayaron con grafitis la tarde del domingo 11 de marzo, cuando fueron sorprendidos in fraganti por la Policía Metropolitana.

Estos tres jóvenes de 22 y 23 años se dedicaron a rayar las paredes, puertas enrollables y postes afectando la fachada de negocios, edificios y parqueaderos que están ubicados en el malecón Simón Bolívar, desde la calle Loja hasta Junín.

La labor comunitaria la realizaron el lunes 12 de marzo en compañía de uniformados de la Policía Metropolitana y personal de la Dirección Municipal de Justicia y Vigilancia, encargada de velar por el cuidado de los bienes de la ciudad.

Según el artículo 425 de la Sección Tercera, Cuidado e Inventario de los Bienes, del Capítulo VIII del Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD): Es obligación de los gobiernos autónomos descentralizados velar por la conservación de los bienes de propiedad de cada gobierno.

Rony Arévalo, oriundo de Santo Domingo, reconoce que estuvo mal lo que hicieron. “Los sprays que nos sobraron eran de un trabajo que estábamos haciendo en un evento de hip hop y como estábamos caminando a la casa con los sobrantes decidimos hacer algo; sabemos que está mal, es un poco de vandalismo, pero ya no lo volveremos a hacer”.

Roberto Roca, procedente de Durán, dice que este es un hobbie que no volverá a practicar. Mientras que Julio Mayorga, también de Durán, aprendió que debe respetar la propiedad ajena. “Yo ya no lo voy a volver hacer porque ya me quedó la mala experiencia de esto, es la primera vez que me cogen y no lo volveré hacer, me dedicaré al arte en lienzo y otro tipo de arte, el vandalismo ya no”.

El jefe de Operativo de la Dirección de Justicia y Vigilancia, Chalvert Chedraui, señaló que con este trabajo esperan hacer conciencia entre los jóvenes. “Es para que ellos tomen conciencia y no lo vuelvan hacer ya que estamos luchando para que esta ciudad esté cada vez más limpia y luzca mejor, ellos tienen que tomar conciencia de no cometer esto actos”.

Luego de cumplir con esta labor comunitaria, los jóvenes fueron entregados a la Policía Nacional, según lo establece el COOTAD.

No hay comentarios :

Publicar un comentario