miércoles, 4 de abril de 2012

Concejo Cantonal de Guayaquil exige mayor eficiencia a la Policía Nacional



El Concejo Cantonal de Guayaquil, en sesión ordinaria realizada el miércoles 4 de abril en el Salón de la Ciudad, atendiendo una moción presentada por la concejala Gina Galeano, resolvió por unanimidad exigir a la Policía Nacional que ejerza con efectividad y eficiencia su deber de salvaguardar la seguridad ciudadana y el orden público, en estricto cumplimiento de la Constitución y la Ley.
El Alcalde de la ciudad Jaime Nebot señaló que para que esto se cumpla es necesario “que exista una política de Estado, no de Gobierno, ni leyes prodelicuenciales”.
Para lo primero, agregó, es importante el trabajo mancomunado. “La suma de acciones, hechas entre todos sin excluir a nadie, ni al Gobierno, ni a los municipios, ni a los ciudadanos; de forma permanente, con dinero suficiente, sin dinero no hay seguridad; con control, sin control no hay seguridad”.
Planteamiento con el que se creó la Corporación de Seguridad Ciudadana de Guayaquil que hasta enero del año 2008 trabajó junto a la Policía Nacional, cuyos patrulleros tenían GPS para saber su ubicación, además de seguro y mantenimiento. Existía un método de evaluación independiente a cargo de la Escuela Politécnica del Litoral (Espol) y una rendición de cuentas y determinación de responsabilidades al menos cada 60 días, a la que se invitaba a la prensa.
Para lo segundo el Alcalde explicó que “la prisión preventiva no puede ser cambiada por una visita los miércoles. No puede ser que las cédulas sigan en manos de delincuentes nacionales e internacionales que tienen 5, 6 y 7 identidades; no puede ser que los delincuentes extranjeros entren aquí como a su casa o que un mal juez, un mal fiscal, se pongan de acuerdo con el abogado de un asesino reincidente para que no se dé la audiencia y en un año que no se da la sentencia el señor sale a seguir delinquiendo”.
“Los Derecho humano para un delincuente no es la impunidad y condenar a un delincuente no es atentar contra sus derechos humanos” refutó el Alcalde Nebot, quien dijo que “los delincuentes deben ser tratados como humanos, permitirles rehabilitarse, darles de comer, vestir, como tiene que ser, pero las personas víctimas de la delincuencia también tienen derechos humanos”.
En su intervención el Alcalde expresó que la vida de un ciudadano común es tan importante como la del más alto funcionario, por lo que las investigaciones de los crímenes no deben tener distingo de cargos, posiciones o nombres, al contrario, que la seguridad sea para todos los ciudadanos por igual.
Desde su Administración, expresó el Alcalde, se sigue trabajando en la medida de lo posible, en el tema de seguridad. “Hacemos lo nuestro haciendo obra pública, creando trabajo, porque la inseguridad también tiene causas y una de ellas está en la pobreza, pero esa no es la causa de la empresa delincuencial, del crimen organizado”.
El Alcalde reiteró su interés en volver a trabajar en pro de la seguridad ciudadana. “En lo personal nada me gustaría más que volver a arrimar el hombro para aliviar una situación de esta naturaleza, pero con la posibilidad de tener éxito, con riesgo, si, porque la lucha contra el crimen tiene un riesgo y el mayor es la incomprensión”.
Pero puntualizó que “no me volveré a involucrar en el tema de seguridad mientras no existan los presupuestos necesarios para ese trabajo en conjunto”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario