viernes, 4 de mayo de 2012

Teletón “Por la Vida” dona prótesis para que niña vuelva a caminar

“Fue una ayuda bien grande la que me dio el Alcalde, para mi, porque yo soy madre soltera y tengo escasos recursos, yo no podía pagar lo que vale la prótesis de mi hijita”. Así se expresa Yadira Revilla Calero, madre soltera de 33 años, al referirse a la ayuda que recibió de la Teletón “Por la Vida” para la adquisición de una prótesis que le permite caminar a su pequeña hija de 7 años, Katherin Guerrero.

Katherin sufrió un accidente en junio del 2008, cuando el carro de cooperativa en que viajaba de Machala a Guayaquil tuvo un volcamiento a la altura del kilómetro 26, por el que sufrió la amputación de su pierna izquierda.

La niña fue intervenida dos veces, a la altura de la rodilla, la primera, cuando tuvo el accidente, y en octubre del mismo año al infectársele la operación, por lo que se le amputó a la mitad del muslo. Los médicos le recomendaron la adquisición de una prótesis para que caminara. Hasta mientras, un par de muletas serían las asiduas compañeras de la pequeña Katherin.

Su madre, quien tiene una pequeña tienda bazar en Machala, empezó a organizar bingos y ventas de rifas para reunir el dinero para comprar la prótesis, pero las cantidades de dinero que obtenía eran mínimas y la adquisición de una prótesis, cuyo valor redondea los 5.000 dólares, se alejaba cada vez más.
“El Alcalde fue un ángel cuando me dijo que le pondrían la prótesis a mi pequeña y que no me iba a costar nada porque la Teletón me la regalaba. No tengo otras palabras con que decirlo”, narra entre sollozos Yadira, quien no puede esconder su felicidad cuando ve acercarse a la pequeña Katherin que presurosa la abraza.

Fue gracias a un reportaje que se publicó sobre el accidente que sufrió Katherin que la Teletón pudo hacer contacto con Yadira y procurarle la prótesis gratuita para que pudiera caminar en marzo del 2009.
Hoy Katherin cursa el tercer año de básica y no tiene otra ilusión que continuar estudiando, lo que llena de orgullo a su madre que está dispuesta a apoyarla hasta que culmine sus estudios. Como la niña está creciendo, periódicamente hay que hacerles ajustes a la prótesis. El último se lo hicieron en abril de este año y corre por cuenta de la Teletón.

“Hasta en eso me siguen ayudando en la Teletón. Este último ajuste tiene un valor de más de 2.000 dólares y a mí no me cobraron un centavo. Estoy muy agradecida, porque gracias a esa ayuda, mi hijita podrá seguir estudiando y puede caminar sin ayuda de las muletas. Eso es muy importante para una niñita”, señala sabiamente esta mamá soltera que no es más que una más de las decenas de personas que todos los años ayuda la Teletón “Por la Vida” con lo recaudado por todos los ecuatorianos cada diciembre.

No hay comentarios :

Publicar un comentario