lunes, 30 de julio de 2012

Alcalde Nebot abrió el lunes 30 de julio el paso elevado que une a la autopista Terminal Terrestre-Pascuales con la Av. de Las Américas


Ronald Vera, chofer de un auto negro, marca Hunday, de placas GSA-9993, se convirtió el lunes 30 de julio, a las 10h35, en el primer conductor en circular por el paso elevado del Distribuidor de Tránsito de la Av. Benjamín Rosales Aspiazu, en el carril que conecta a la autopista Terminal Terrestre-Pascuales Santa Narcisa de Jesús con la Av. Jaime Roldós Aguilera o también conocida como la prolongación de la Av. de Las Américas.

Atrás de Vera también circulaba Rosa Vera, quien iba en un auto Aveo rojo, de placas GSC-1320, que junto a la caravana de vehículos oficiales del Municipio de Guayaquil y de la contratista municipal se unió a los carros que comenzaron a circular por este acceso que aliviará el tránsito que soporta el norte de la ciudad y que es parte del complejo de obras que ejecuta Hidalgo & Hidalgo dentro del contrato de la solución vial de la Av. Benjamín Rosales A.

El paso de 340 metros lineales fue abierto por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, quien explicó a la ciudadanía que se trata de entregas parciales de la obra, ya que tiene un avance del 80% de su totalidad y que será inaugurada en octubre de este mismo año en su totalidad, lo que incluye otros ramales, ampliación de vías a nivel, canchas deportivas, pista de trote y skate, camineras, patio de comidas y áreas de contemplación. Por ello, añadió, se verán a trabajadores en el resto de la obra que se debe culminar y cumplir dentro del plazo previsto.

Así, expresó que el viaducto de cuatro carriles de ida y cuatro carriles de regreso contribuirá a descongestionar el tránsito de la Av. Benjamín Rosales porque los vehículos livianos y de transportación pública pueden atravesar la vía en tan solo 40 segundos para dar con la autopista Terminal Terrestre y seguir el trayecto hacia otras vías alternas del norte.

El carril recién inaugurado se une también a la oreja vial que será abierta a la circulación vial el domingo, una vez que los trabajadores de la contratista terminaban de colocar las barandas en el área de 240 metros lineales. La oreja de tráfico conecta la Av. Jaime Róldos Aguilera (paso elevado) con la Av. Benjamín Rosales hacia la Av. Antonio Parra Velasco, al norte de la ciudad.

El viaducto cuenta con iluminación y señalética horizontal y vertical. Además, se ha coordinado con la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) a fin de que a través de sus uniformados se ejecuten los operativos pertinentes para que la ciudadanía utilice adecuadamente esta vía de acceso.

Paralelamente, desde el lunes 30 de julio también se abrió por completo el paso peatonal que une a la Terminal Terrestre “Jaime Róldos Aguilera” con la Troncal Río Daule de la Metrovía. Para ello, se construyó una prolongación que permite a los viajeros desplazarse por el paso sin tener que cruzar ninguna calle de circulación vehicular.

Cabe indicar que los obreros de la contratista municipal continúan con los trabajos del paso elevado de tres carriles en una sola dirección, que corresponde al ramal L, que conecta a la autopista Terminal Terrestre-Pascuales con la Av. Benjamín Rosales y en la prolongación de una vía a nivel que conecta a la oreja vial de la vía recién inaugurada con la Av. Benjamín Rosales A.

No hay comentarios :

Publicar un comentario