viernes, 20 de julio de 2012

Alcalde Nebot entregó 126 becas de amparo a niños y jóvenes huérfanos el viernes 20 de julio

La tristeza invadía las instalaciones de la Plaza Rodolfo Baquerizo Nazur. En la tercera fila está Katherine Zambrano Lojano, de 20 años. Madre de Sneider Salazar, de 2 años, pero convertida desde el 7 de marzo en madre de sus cinco hermanos: Shirley, de 15 años; Laura, de 14; José, de 10; Jonathan, de 9; y Noemí, de 7 años. Ese día su padre José Zambrano falleció de un infarto y su madre Rosa Lojano falleció en el 2010 de un derrame cerebral.

La mañana del viernes 20 de julio, la joven llegó con todos sus hermanos para ser parte de los beneficiarios de las Becas de Amparo que entregó el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot. Ella, junto a su esposo e hijo, estaban para recibir los útiles escolares y los pases de los pasajes de la Metrovía que permitirán que sus hermanos continúen sus estudios en sus respectivos planteles escolares.

Katherine Zambrano no pasó inadvertida, ella fue quien agradeció al alcalde Nebot durante la ceremonia de entrega por la ayuda que está recibiendo para que sus hermanos huérfanos puedan continuar sus estudios. Ayuda económica que, a decir del primer funcionario municipal, se mantendrá hasta que los pequeños terminen sus estudios de bachillerato porque automáticamente han sido calificados para recibir la Beca de Amparo.

Al igual que estos cinco menores de edad, decenas de niños y jóvenes, de ambos sexos, que perdieron sus padres o madres estuvieron en el sitio para junto con el alcalde Nebot ser partícipes de este primer acto de entrega donde dijo que “hubiese estado feliz si la desgracia no hubiese recaído en ninguno de los que están presentes, pero vamos a evitar que otra desgracia se suma a la desgracia de la muerte”.

Con esta frase el silencio de la sala estalló en aplaudos y dibujó unas cuantas sonrisas en quienes asistieron a este evento donde la Alcaldía de Guayaquil, a través de la Dirección de Acción Social y Educación (DASE) dio becas a niños, niñas y adolescentes, estudiantes de establecimientos educativos fiscales o particulares populares, que han perdido a sus padres desde enero de 2012.

Las becas consisten en la entrega de un juego de útiles escolares y un pase para la Metrovía válido por 10 meses, con un valor total de $100 por estudiante. Los estudiantes de establecimientos educativos particulares populares recibirán, además, un monto de hasta $ 200 anuales para contribuir con los gastos de matrícula y pensión del año lectivo.

Para acceder a estas becas, los beneficiarios deben presentar los siguientes documentos: copia certificada de la partida de nacimiento del niño, niña o adolescente; copia certificada de la matrícula de estudios, emitida antes del fallecimiento del padre o madre; certificado de defunción original del padre o madre del niño, niña o adolescente; copia de cédula de ciudadanía del representante legal y su dirección domiciliaria. Los documentos se entregan en Fundación Ecuador (Av. San Jorge #100 -también conocida como Av. del Periodista- y Calle 2da Este). Para mayor información llamar a los teléfonos: 2296606 o 2296607.

No hay comentarios :

Publicar un comentario