miércoles, 17 de octubre de 2012

Alcalde Nebot: Derecho a la resistencia está consagrado en la Constitución

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, en el enlace radial del miércoles 17 de octubre en CRE, dijo el derecho a la resistencia que está consagrado en la Constitución y a la que se acogió el Concejo Cantonal de Guayaquil en la sesión ordinaria del jueves 11 de octubre para permitir que el obelisco a la memoria del ex alcalde y ex presidente de la República, León Febres Cordero, (+), no sea removido y se mantenga en el sitio asignado en el malecón Simón Bolívar, es un derecho constitucional.

El primer funcionario municipal señaló que “lo único que incita a la confrontación entre ecuatorianos es violar la ley y la Constitución que es una obligación de todo el mundo, pero más de los jueces. Lo que incita a la confrontación ciudadana es irrespetar la memoria histórica de la ciudad, lo incita a la confrontación ciudadana es burlarse del deseo de la mayoría de los ciudadanos de Guayaquil. No puede ser que cumplir con la Constitución y el Art. 98 que habla del derecho a la resistencia cuando se violan asuntos fundamentales y está en la Constitución, incite a eso”.

Según Nebot, “vamos a resistir de acuerdo con la Constitución y vamos a iniciar acciones penales por prevaricato y arrogación de funciones contra jueces que han violentado la ley en forma terrible, en este caso”.

Antecedentes
El Art. 98 de la Constitución consagra: “los individuos y los colectivos podrán ejercer el derecho a la resistencia frente a acciones u omisiones del poder público o de las personas naturales o jurídicas no estatales que vulneren o puedan vulnerar sus derechos constitucionales y demandar el reconocimiento de nuevos derechos”.

El Tribunal de la Segunda Sala de lo Civil, Mercantil, Inquilinato y Materias Residuales de la Corte Provincial de Justicia del Guayas dictó el pasado 9 de octubre del 2012, la sentencia de la apelación y estableció que se revoca la prohibición de ingreso al país del monumento del Ing. León Febres-Cordero, ya que podrá ingresar previo al cumplimiento de las formalidades aduaneras y su colocación se podrá realizar en el área de la explanada del malecón Simón Bolívar que no esté dentro del área protegida, previo a un estudio estético que tome en consideración sus características y tamaño; y como medida de reparación reclamada por el colectivo Diabluma se ordena el desalojo de todo monumento, obelisco u objeto cualquiera que sin contar con un informe histórico, técnico y estético y sin haber llegado a un consenso y aprobación con el Instituto de Patrimonio Cultural, haya sido colocado en el área declarada de patrimonio cultural y zona protegida después de presentada esta Acción de Protección, ya sea por parte del Municipio de Guayaquil o por cualquier otra entidad.

El pronunciamiento que dictó el Tribunal de la Segunda Sala de lo Civil, Mercantil, Inquilinato y Materias Residuales es la respuesta al Recurso de Acción de Protección No. 152-2012 que interpusieron Juan Ávila Aspiazu y Juan Guamán Gutiérrez, del colectivo Diabluma, contra el Concejo Cantonal de Guayaquil por la colocación del monumento de León Febres-Cordero en el malecón Simón Bolívar, al pie de La Planchada de El Fortín.

El Tribunal de la Segunda Sala de lo Civil conoció el caso en segunda instancia, donde se tramitó la apelación del Municipio de Guayaquil ante la resolución expedida el 22 de febrero en una audiencia que convocó el juez suplente Octavo de Garantías Penales, Manuel Prieto, en el Cuartel Modelo de Policía, donde resolvió en primera instancia a favor del colectivo Diabluma.


No hay comentarios :

Publicar un comentario