lunes, 8 de octubre de 2012

Sesión extraordinaria del Concejo Cantonal de Guayaquil el martes 9 de Octubre


El martes 9 de Octubre, día que se celebran los 192 años de la Independencia de Guayaquil, el Concejo Cantonal de Guayaquil realizará tres actos protocolarios:

Ofrenda floral
A las 08h30, se colocará la ofrenda floral en el Monumento a Los Próceres, ubicada en la Plaza Centenario, en la avenida 9 de Octubre y Lorenzo de Garaicoa. El acto estará presidido por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, y la vicealcaldesa Doménica Tabacchi.

Sesión solemne
Para cerrar con broche de oro los actos protocolarios, se realizará la sesión solemne conmemorativa de los 192 años de la Independencia de Guayaquil, a las 17h00, en la Plazoleta comprendida entre el Antiguo Mercado Sur y el Río Guayas en la Plaza de la Integración (Malecón Simón Bolívar), donde el Concejo Cantonal otorgará la presea M. I. Municipalidad de Guayaquil al ilustre ciudadano José Salazar Barragán y al Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil y el Premio Anual a la Ecoeficiencia a Agripac-Celtec, una institución destacada del cantón.

Enlace por televisión e Internet
A la sesión solemne está invitada toda la ciudadanía que habita en el cantón Guayaquil y del país. Quienes no puedan asistir pueden observar la ceremonia y escuchar el discurso del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, que se retransmitirá a Internet a través de la página web: www.ecuadorenvivo.com y por la señal abierta de Telerama, canal 32, que seguirá de cerca todas las incidencias de la fecha conmemorativa.

Preseas M. I. Municipalidad de Guayaquil
A José Salazar Barragán, abogado de profesión y respetado ciudadano que se encuentra vinculado al servicio de la comunidad guayaquileña y es fundador de Banco Bolivariano que desde 1980 se ha constituido en una de las más importantes y estables instituciones financieras del país, superando incluso la crisis bancaria de 1999. Además, su permanente vocación de servicio a la colectiva lo lleva a actuar en la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil, apreciada entidad local de la cual es miembro del directorio.

La vocación de servicio se extiende además al sector público ecuatoriano que prestó su mejor contingente en bien de la patria. Muy joven actuó como Secretario Ejecutivo del Comité de Vialidad del Guayas, verdadero antepasado del actual Consejo Provincial. En igual forma fue convocado por el presidente de la República, don Carlos Julio Arosemena Tola a fin de que sea un colaborador directo como secretario particular, distinción que demuestra las condiciones éticas, administrativas y patrióticas de Salazar. Asimismo, colaboró con su país al actuar como Ministro de Fomento y Presidente de la Junta Monetaria, es decir funciones sumamente delicadas al proteger y velar por los intereses económicos del pueblo ecuatoriano revelando en dichos espacios su espíritu de prudencia, don de gentes y grandes dotes ejecutivas.

Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil
El Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil es una institución pletórica de historia, tradición, leyenda y heroísmo, profunda e indisoluble vinculada a los anales de la ciudad. Desde los días de la Colonia Española en los siglos XVII y XVIII, los valientes “apagafuegos” se enfrentaban –con audacia y nobleza- a los flagelos que redujeron el pequeño asentamiento guayaquileño a cenizas y de ellas, resurgía con mayor brío para transformarse en una ciudad de permanente crecimiento.

La historia cuenta que Guayaquil fue una urbe victimizada por los incendios a lo largo de los siglos. Ataques de corsarios europeos, flagelos pavorosos y agresiones militares extranjeras que destruían vidas y propiedades de los guayaquileños, tenían su mayor adversario en los incipientes bomberos comandados por los “Jueces de Incendios”.

Constituido el Estado ecuatoriano, en tiempos del Presidente de la República, don Vicente Rocafuerte, el 17 de agosto de 1835 este ilustrado mandatario creó el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil otorgando con ello una estructura y organización institucional llamada a luchar contra el enemigo de la propiedad: el fuego. Desde sus albores esta respetable institución estuvo integrada por jóvenes voluntarios que ofrendaban su seguridad personal, salud e integridad en cada incendio que combatían. De aquel ejército de valientes y abnegados surgen los mártires que, al sacrificar su propia existencia, en medio de las llamas y el pavor, permitían que otros sobrevivan y vean defendidos sus bienes cuando las llamas devoraban al puerto principal.

Así, mientras transcurrían los siglos sucedió que los Legionarios de la Casaca Roja fueron logrando la gratitud, el aprecio, el aplauso y la solidaridad de todos los guayaquileños. Los Primeros Jefes del Cuerpo de Bomberos se han distinguido por su pasión y entusiasmo al comandar las acciones heroicas de sus bravíos hombres cuando se enfrentaban en lucha sin igual a la tragedia del incendio. El 5 y 6 de octubre de 1897, así como el 16 de julio de 1902 observaron el coraje y valor indecible de nuestros bomberos.

Durante el siglo XX, la institución bomberil se han perfeccionado con la tecnología y los nuevos tiempos. El 10 de Octubre de 1926 se estableció el “Día del Bombero” y el 25 de octubre de 1930 el Congreso Nacional concedió al Cuerpo de Bomberos de Guayaquil el título de Benemérito. El Dr. Modesto Chávez Franco publicará su Historia del Cuerpo de Bomberos, en 1952 como un relato lleno de “abnegación y disciplina”. Serán dignos de memoria los nombres de jefes bomberiles Félix Luque Plata, Aurelio Carrera Calvo, Geo Chambers Vivero, Asisclo Garay Portocarrero, Julio César Rumbea, Manuel Diaz Granados Saénz, Genaro Cucalón Jiménez, Efrén Barreto, Suástegui, Mario Vernaza Requena, Gabriel Gómez Sánchez.

En la actualidad, el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil se encuentra vinculado a la administración municipal y está compuesto por personal voluntario y rentado. Cuenta con la Comandancia de su Primer Jefe, seis brigadas de 28 dependencias, infraestructura administrativa, cuarteles y compañías distribuidos por toda la ciudad con la sagrada misión de enfrentar los incendios salvaguardando vidas y propiedades garantizando a los habitantes de la urbe una protección adecuada y forjando una conciencia comunitaria en la necesidad de prevenir los fuegos. Complementan las actividades institucionales, los servicios de ambulancias, rescate, división de materiales peligrosos y brigada fluvial.

Para describir a esta gran entidad guayaquileña evocaremos las frases del Dr. Alfredo Baquerizo Moreno, ex presidente de la República, quien refiriéndose <l bombero guayaquileño y su vocación por la muerte victimal, como ofrenda suprema para su ciudad, expresó: “El honor los condujo al heroísmo: el heroísmo los condujo a la muerte y la muerte les abrió las puertas a la gloria”. Es indudable que la heroica legión bomberil es digna de ser condecorada con la Presea “Municipalidad de Guayaquil” 2012.

Premio Anual a la Ecoeficiencia
La Comisión Permanente recomendó conceder el Premio Anual a la Eco-Eficiencia a la compañía Agripac-Celtec. El galardón se entrega a las empresas como un estímulo para las que cumplen los parámetros ambientales y se preocupan por preservar la calidad del medio ambiente. El premio consiste en un diploma de honor y un reconocimiento económico de USD 20.000, valor que el ganador se obliga a invertir en el mejoramiento ambiental sobre el cual presentará un reporte semestral durante un año.

Decisión de la Comisión Permanente de
Calificación para el Otorgamiento de Preseas
La decisión de los ediles se adoptó en la sesión ordinaria del 27 de septiembre del 2012 fue por recomendación de la Comisión Permanente de Calificación para el Otorgamiento de Preseas del M. I. Concejo Municipal que en cumplimiento a lo dispuesto por los Arts. 1, 2, 3 y 11 de la Ordenanza de Preseas y Concursos Municipales y Arts. 4, 5 y 6 de la Ordenanza que establece los premios anuales al mérito ambiental y a la Eco-eficiencia, resolvió de manera unánime en sesión del 24 de septiembre del 2012, recomendar por su digno intermedio al M. I. Concejo  Municipal, otorgue la presea M. I. Municipalidad de Guayaquil al abogado José Salazar Barragán y al Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil por su aporte en servicio de la comunidad guayaquileña. Mientras que el Premio Anual del concurso a la Ecoeficiencia se concedió a Agripac- Celtec.



No hay comentarios :

Publicar un comentario