viernes, 11 de enero de 2013

Nebot: Vigente plazo de intervención a Interagua y Municipio no avala ruta de transporte de gas licuado

“Tienen que demostrarnos no con palabra, sino de obra. Es decir tienen que demostrarnos garantizándonos bancariamente con dinero y con garantías bancarias pertinentes que se harán las inversiones de agua potable y alcantarillado en la ciudad de Guayaquil”, dijo enfáticamente el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, al referirse el viernes 10 de enero del 2013 a la intervención que el directorio de la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (EP) mantiene con Interagua –concesionaria del agua potable y alcantarillado sanitario de Guayaquil- desde el pasado 28 de noviembre del 2012.

El directorio de la EP resolvió en sesión extraordinaria del 27 de noviembre del 2012 anunciar la terminación unilateral del contrato de concesión por incumplimiento, debido a que dentro de un proceso arbitral internacional Interagua expuso que suspende su obligación de invertir hasta tanto no se establezca una tarifa justa del consumo del agua potable por metro cúbico y a lo que se opone rotundamente EP por considerarla inadecuada e insustentada la pretensión del alza en base a informes técnicos, financieros y jurídicos.

Al referirse a las acciones que cumple el interventor de la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado en Interagua, dijo que “el interventor es para cuidar que la administración actual (Interagua) cumpla el contrato conforme a la ley. La decisión de invertir, de poner plata y poner garantías, eso corresponde a la compañía y sus accionistas y la única forma que me lo pueden demostrar a mí no es con cartas ni con análisis, sino con el dinero y las garantías bancarias pertinentes”.

El primer funcionario municipal agregó que “el plazo (60 días para contestar la rescisión del contrato) está vigente y ellos tienen la obligación de invertir”.

Asimismo, Nebot pidió calma a la ciudadanía porque los servicios básicos no se interrumpirán en caso de terminación del contrato con Interagua porque el Municipio de Guayaquil está listo para entrar a administrar directamente ambos servicios o a través de un operador internacional. 

Gasoducto
Sobre el tema del gasoducto, Nebot dejó claro que “el derecho de vía lo tiene el Gobierno Central y el Municipio de Guayaquil no avala ni avalará la nueva ruta de la transportación del gas licuado y ellos (sus autoridades, específicamente, según la Ley, de la Gobernación y la Intendencia) deberán mantener permanentemente -en la actualidad y en el futuro- libre de ocupación legítima esa vía porque si permiten que se invada, ahí sí van a haber problemas serios, respecto a lo que pueda ocurrir por construcciones o perforaciones”.

Informó que el Municipio de Guayaquil no ha dado jamás permiso de urbanización o de construcción, dentro del derecho de vía y el caso (sector Porto Vita) al que él se refiere (asambleísta Rolando Panchana) fue autorizado por Petroecuador y más bien el Municipio para que se respete el derecho de vía, hizo cambiar los planos y construir un área verde para que el derecho de vía sea debidamente respetado.

“De manera que aquí las discusiones que tienen como objeto confundir a la gente y eludir responsabilidades no van a ser respondidas por nosotros”, concluyó.

No hay comentarios :

Publicar un comentario