lunes, 4 de marzo de 2013

Municipio de Guayaquil entregó el lunes 4 de marzo, raciones alimenticias y kit de limpieza a los damnificados

El Municipio de Guayaquil, en colaboración con personal de la Cruz Roja y del Ejército, entregó el lunes 4 de marzo, 20 raciones alimenticias a 20 familias damnificadas que son afectadas por las intensas lluvias e inundación que se registró el sábado 2 y el domingo 3 de marzo, respectivamente.

Así, personal de la Dirección de Acción Social y Educación (DASE), junto con voluntarios de la Cruz Roja y uniformados del Ejército, se reunieron por la mañana en las instalaciones de la Cruz Roja con la finalidad de armar los kit de productos de primera de necesidad y de limpieza y así en grupos salir a distribuirlos a las familias que, según el reporte de la investigación de campo, requieren esta colaboración.

De acuerdo con el reporte, de las 20 familias afectadas, algunos se albergan en casa de familiares o vecinos y en otros casos han concurrido hasta las instalaciones del Polifuncional de Zumar, que es utilizado como albergue hasta lograr una reubicación de la vivienda o reconstrucción de la misma a través de las casas prefabricadas de Hogar de Cristo.

De esta forma, la pertinaz lluvia no impidió que la ayuda llegue y más bien, la visita fue aprovechada para mantener un acercamiento con los damnificados para evaluar su verdadera condición.

Así, a las 11h00, llegaron hasta la manzana 1081, etapa 3 de la cooperativa Guerreros del Fortín, en la parroquia Tarqui popular, al norte de la ciudad, Elizabeth Sanabria, funcionaria del Cabildo porteño, junto con el Sgto. Primero del Ejército, Walter Merchán, y voluntarios de la Cruz Roja para entregar raciones alimenticias a las familias de Daysi Guadalupe Velasco e Marjorie Delgado Rosero, quienes habitan en la misma vivienda que se deslizó el sábado por la noche, luego de la anormal marea que afectó a la ciudad y ocasionó inundaciones, deslaves y congestionamiento vehicular.

Esta familia que está integrada por 9 miembros se aloja provisionalmente en casa de una vecina y se mantiene a la espera de que cesen las lluvias y se estabilice su terreno para que la corporación edilicia levante la casa prefabricada de Hogar de Cristo que se comprometió a entregar con fondos de Teletón “Por la Vida”.

El mismo anhelo mantiene Shirley Ramos Delgado, jefe de hogar de 3 menores de edad de 3, 8 y 13 años, que habita en la Mz. 1057, solar 15 de la cooperativa Nueva Prosperina, que perdió su casa porque la construyó sobre una vertiente y cuyo cauce natural de las aguas se desbordó el fin de semana debido a las inclemencias del tiempo. Ella, quien permanece con sus tres hijos en casa de una vecina, recibió la ración alimenticia y empezó a preparar los alimentos para sus vastagos.

Otros damnificados
Entre los damnificados también se encuentran: Isabel Vargas Borja; Carlos Alberto Ayovi, Rosa Ligua y Cecilia Valencia, del sector de la isla Trinitaria y cuyas 4 familias han sido censadas por el MIDUVI para entregarles casas en la segunda etapa de Socio Vivienda en marzo o abril de este año.

Lucrecia Abad Ortiz y José Rodríguez Cuero, que viven en la cooperativa San Francisco 2, y se albergan en casa de vecinos. Además, Ángel Barco, de Flor de Bastión, que se alberga en la Iglesia Torre de Jehova; Mientras que Katherine Alcívar Ortiz, de La Ladrillera, permanece en casa de vecinos; y Carlos Vásquez Silva, de Nueva Prosperina, que está donde unos vecinos.

Rodrigo Ternisclote, José Antonio Miranda, Manuel Elías Mendoza Ramírez, Bryan Guerrero y Andreína Ceballos Banchón del sector de Sergio Toral, cuyas casas fueron construidas sobre zanjas y se desvanecieron ahora están en viviendas de vecinos. Muy distinto es el caso de Bertha Mosquera, del sector de Sergio Toral, que prefirió el albergue del Polifuncional de Zumar hasta determinar donde se levantará su nueva vivienda. 

Existe un damnificado en la Mz. 11 de la cooperativa Las Marías, en Monte Sinaí, cuya identidad aún no ha sido proporcionada y está en proceso de verificación.



No hay comentarios :

Publicar un comentario