miércoles, 10 de abril de 2013

Alcalde Nebot estuvo el miércoles 10 de abril, en el funeral de los cinco niños que fallecieron víctimas de incendio en la Floresta 2


Con gritos ensordecedores de “Queremos justicia”, decenas de personas despidieron el miércoles 10 de abril, al alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, quien acudió por la mañana en las honras fúnebres de los cinco hermanos, menores de edad, que murieron asfixiados en el incendio ocurrido el domingo 7 de abril en el inmueble de las víctimas, ubicado en la villa 19, Mz. 179 de la Floresta 2, en el sur de Guayaquil.

Nebot, quien llegó a las 11h45 al patio de la Iglesia San Eduardo, situado en la Floresta 2, acompañado de la vicealcaldesa Doménica Tabacchi, estuvo en el sitio para solidarizarse con los familiares de las víctimas y brindar su apoyo como primer personero municipal a los parientes más cercanos de Karen Flores, madre de los cinco niños que fallecieron en el flagelo, y quien está internada en el hospital Luis Vernaza de esta ciudad y se debate entre la vida y la muerte.

Ahí, el alcalde Nebot saludó a los familiares más cercanos de los niños fallecidos y de la mujer que recibe atención médica en uno de los hospitales de la ciudad para expresarles el dolor que siente como ser humano ante el hecho al que describió “como horrendo e indescriptible por las víctimas que se lleva, cinco niños indefensos”.

El funcionario indicó que debe investigarse lo ocurrido y castigar al culpable si lo hubiere con todo el peso de la ley.


No hay comentarios :

Publicar un comentario