jueves, 23 de mayo de 2013

Dos grafiteros comenzaron trabajo comunitario por una semana


Javier Marín Quezada, de 26 años, y Henry Vera Puertas, de 18 años, comenzaron el miércoles 22 de mayo por la tarde el trabajo comunitario de pintar paredes en varios sectores de la ciudad como sanción impuesta por el Municipio de Guayaquil, una vez que fueron encontrados in fraganti pintarrajeando la propiedad privada.

La acción ejemplarizadora comenzó en los exteriores del colegio Javier, en la Av. del Bombero, y se cumplirá durante cinco días hasta que los dos infractores, mayores de edad, hayan cumplido con lo contemplado en la ordenanza donde deben repintar y mejorar el ornato de paredes, postes y fachadas de negocios, edificios y estacionamientos, es decir bienes públicos y privados que han sido manchados.
El Cabildo porteño cumple con los operativos para aprehender a los grafiteros, quienes se dedican a la ingrata tarea de pintarrajear paredes, postes y fachadas de inmuebles públicos y privados.

Según el artículo 425 de la Sección Tercera, Cuidado e Inventario de los Bienes, del Capítulo VIII del Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD): Es obligación de los gobiernos autónomos descentralizados velar por la conservación de los bienes de propiedad de cada gobierno.

Sus denuncias pueden hacerlas en la Dirección de Justicia y Vigilancia del Municipio de Guayaquil, en el mezzanine del Palacio Municipal, Pasaje Arosemena o al teléfono 2594800, extensión 3058. Se guardará absoluta reserva.

No hay comentarios :

Publicar un comentario