lunes, 20 de mayo de 2013

“Rinconcito guayaquileño” participa en primer concurso municipal “Mejoremos Nuestro Parque”


Un frondoso árbol de Samán cobija con su sombra una explanada de 50 metros de ancho por 70 de largo en el bloque 8 de Flor de Bastión, sector donde sus moradores aspiran transformarlo en un atractivo parque.

Para lograr este cometido, el sitio destinado a área verde y recreación fue cercado con pequeñas cañas de guadua. Segundo Molina, uno de los moradores, está seguro que con la unidad que impera en el sector se conseguirán las mejoras.

El área intervenida a la que los moradores lo bautizaron como “Rinconcito guayaquileño” es uno de los participantes en el primer concurso “Mejoremos Nuestro Parque”, evento convocado por el Municipio de Guayaquil en el que se dará principal importancia a la limpieza, orden, mejoramiento de las áreas verdes, mobiliario urbano, disposición correcta de la basura, de la organización y unión comunitaria.

Para este concurso, la Municipalidad de Guayaquil entregará 4 premios de 15.000 dólares; 3  premios de 10.000 dólares; y 2 de 5.000 dólares.

Jorge Ruiz, presidente del comité barrial, señaló que en el sitio se construirá un espacio verde y recreacional para los niños que habitan en el sector. Adicionalmente, se construirá una cancha de futbol, una de voleibol y, a sus alrededores, se hará una pista para trotar.

Junto al samán, plantado hace más de 15 años, construirán asimismo un puente peatonal que atraviese un canal que también aspiran embellecerlo.

La mañana del pasado lunes 13 de mayo fueron alrededor de 40 las familias concentradas en el lugar donde trabajarán los fines de semana y las noches de lunes a viernes, en el mejoramiento del área. Para ello, Fabricio Loaiza mostró las potentes lámparas que se encienden en las noches en que se desarrollan las acostumbradas mingas.

En el primer concurso municipal “Mejoremos Nuestro Parque”, pueden participar todos los parques ubicados en la ciudad, exceptuando los que ya fueron beneficiados con la regeneración urbana y barrios de excelencia.

Loaiza, uno de los entusiastas moradores, aseguró que para la ejecución de estos trabajos cada una de las familias pondrá su contingente. Para él, “lo difícil no es trabajar… lo difícil es mantener la obra”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario