lunes, 1 de julio de 2013

Alcalde Nebot: Tañidas de campanas a las 07h00 marcaron el inicio de las festividades julianas y augura mejores días

Las siete campanadas que replicaron en el Reloj Público Municipal instalado en la Torre Morisca, símbolo de los guayaquileños, ubicada en la intersección de las calles 10 de Agosto y malecón Simón Bolívar, en el conocido Paseo de las Colinas, cuya acústica puede oírse hasta una legua de distancia, marcó el inicio de las fiestas que conmemoran los 478 años del proceso fundacional de Guayaquil.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, estuvo presente cuando cada una de las campanadas dieron sus tañidas y cuando la esfera del reloj, de campo blanco con número latinos negros, coincidió en el mismo instante en el minutero y el segundero de las 7 horas.

En ese mismo instante, decenas de personas que estaban en el lugar aplaudieron alborozadamente la hazaña. El Reloj Público volvió a funcionar en la Torre Morisca, después de más de un siglo de estar en silencio. Elevado sobre una estructura de hierro forjado a partir de ahora dará campanadas cada 60 minutos y comienza a ser testigo de nuetsro presente y el futuro de los guayaquileños.

A decir del alcalde Nebot, el funcionamiento del Reloj Público significa un avance para Guayaquil que no vive de sueños sino de realidades y augura mejores días para nuestra ciudad que conmemora sus fiestas de fundación, donde la Alcaldía ha previsto la inauguración, firma de contratos y ejecución de 319 obras para diferentes sectores del cantón.

No hay comentarios :

Publicar un comentario