miércoles, 28 de agosto de 2013

Alcalde Nebot presidió el miércoles 28 de agosto, fiestas populares y desfiles de parroquialización de Pascuales


Las calles de Pascuales se llenaron de personas el miércoles 28 de agosto, quienes de pie o sentadas en sillas plásticas que ellos mismos sacaron de sus domicilios llegaron para observar el desfile cívico estudiantil mediante el cual, los habitantes de esa parroquia guayaquileña celebraron los 120 años de parroquialización.

Así, desde la mañana la calle Montecristi, principal acceso de esa localidad, se llenó de movimiento y tuvo un ritmo inusual porque los moradores del lugar se alistaron para salir muy temprano de sus hogares con la finalidad de lograr la mejor ubicación y desde ese punto tener una excelente perspectiva y visibilidad para observar y ser partícipe de los detalles del desfile que recorrió unas 20 cuadras.

Fue el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, quien acompañado de la directora de Turismo, Gloria Gallardo, abrió el desfile cívico estudiantil con el que los habitantes de la parroquia Pascuales recordaron cuando dejó de ser un caserío para transformarse en una próspera parroquia que está en el interior del cantón Guayaquil.

De este modo, Nebot recorrió a pie cerca de 20 cuadras para saludar a los habitantes de Pascuales y con palabras emotivas felicitar a sus moradores por sus 120 años de parroquialización, “ya que se ha convertido en uno de los íconos de Guayaquil con las obras que se han realizado con la regeneración en su principal calle, su restaurada iglesia, su recién construido malecón, sus rehabilitados parques, sus mejorados planteles educativos, sus calles pavimentadas, alcantarillado sanitario, agua potable, sus libros gratuitos, como se merece la gente, y se continúa ejecutando la obra porque de vivir bien no se cansa la gente”.

Posteriormente, Nebot desde la tribuna presidió el desfile que contó con la participación de la banda musical de la Policía Metropolitana, de la Academia Almirante Illingworth, de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) y de delegaciones estudiantiles que en un solo abrazo se unieron a la sociedad civil para juntos conmemorar la fecha cívica.

La creatividad de las madres con los trajes vistosos de sus pequeños hijos, el donaire y belleza de la mujer guayaquileña y el paso gallardo de los estudiantes demostró el civismo contagiante entre los presentes. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario