martes, 20 de agosto de 2013

Fuente cibernética participativa e interactiva de la avenida Barcelona es la más visitada por las familias guayaquileñas


La primera fuente cibernética, participativa e interactiva, inaugurada, el 27 de julio en la Av. Barcelona y Portete, se ha convertido en el principal punto de encuentro, distracción y entretenimiento de las familias guayaquileñas que a diario llegan a sus instalaciones para participar activamente de sus túneles de agua, música y colores.

En el sitio, donde miles de luces multicolores se encienden en medio de chorros de aguas saltarinas que se mueven al compás de la música, son decenas de niños y jóvenes, e incluso adultos, los que se deleitan, no solo con el espectáculo de color, sino también con la frescura del agua.

Por eso, María Delia León, de 10 años, desborda su entusiasmo cuando afirma que esta es una de las mejores obras ejecutadas por el alcalde Jaime Nebot en beneficio de los niños. “Aquí podemos jugar al interior de los túneles de agua e incluso, caminar entre los chorros saltarines sin que nadie nos lo impida… y es muy divertido”, agregó la menor quien la noche del sábado 17 de agosto, disfrutaba de la fuente junto a sus padres y hermanos.

La fuente está constituida por surtidores distribuidos en zonas interactivas independientes, lo que forma en conjunto un parque visitable de juegos, que cuenta, además, con una cúpula visitable e interactiva, un paseo peatonal, pantalla de surtidores verticales, con proyecciones espectaculares de videos e imágenes fijas sobre el agua, entre otras distracciones de luces, agua, música y colores.

No hay comentarios :

Publicar un comentario