lunes, 19 de agosto de 2013

Nuevos contratos de regeneración urbana de Los Ríos y la 29, y la pavimentación de Los Vergeles suscribió el lunes 19 de agosto el alcalde Jaime Nebot


El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, en un acto realizado el lunes 19 de agosto en el Salón de la Ciudad, del Palacio Municipal, suscribió tres nuevos contratos para la regeneración urbana de las calles Los Ríos y la Assad Bucaram (calle 29), y para la pavimentación con cemento portland de la mitad que falta de Los Vergeles.

La regeneración urbana de la calle Los Ríos, arteria de intenso tráfico que cruza a la ciudad de norte a sur, va desde la Av. Nueve de Octubre hasta la calle Vicente de Piedrahíta y contemplan las dos aceras este y oeste. Tiene un monto de 793.845 dólares y un plazo de ejecución de 150 días calendario (cinco meses).

Para la calle Assad Bucaram (la 29), al oeste de la ciudad, la regeneración urbana contempla desde la calle Santa Isabel (cementerio del Suburbio), hasta la calle Chillanes, con un monto de 418.833 dólares y un plazo de 120 días (cuatro meses).

Las obras de regeneración urbana contemplan nuevas acometidas de agua potable, sumideros y tirantes nuevos para aguas lluvias; ducterías y cables subterráneos para energía eléctrica, teléfonos fijos, cable, bases de hormigón para postes metálicos nuevos con iluminación de mayor voltaje; eliminación de los tallarines de cables eléctricos, telefónicos y de comunicación; así como veredas y bordillos nuevos con hormigón y porcelanato; áreas verdes y árboles en jardineras, bolardos y mobiliario urbano; mejoramiento y pintada de fachadas.

Pavimentación de Los Vergeles
También se firmó el contrato para la pavimentación con hormigón portland de la mitad de las calles que faltaba por contratar en el populoso sector de Los Vergeles, al norte de la ciudad, contrato que incluye, además, el adoquinamiento de colores y que tiene un monto de 8’729.756 dólares y un plazo de entrega de 260 días calendarios.

Al respecto, el alcalde Nebot recordó que en este sector ya están terminadas todas las obras de agua potable y alcantarillado y contratada y en ejecución la mitad de la pavimentación de sus calles correspondiendo a este nuevo contrato la mitad que faltaba, con lo que todos Los Vergeles estarán pavimentados.

“Esto convierte algo que era, en su momento, una invasión, donde no se podía llegar porque no existían ni las autopistas Terminal Terrestre-Pascuales ni la Orellana. Había que llegar por río o a caballo desde la zona del aeropuerto o de la vía a Daule y hoy día tienen las dos grandes macrovías, legalización de terrenos, agua, alcantarillado y pavimentación, que ya la quisieran tener las parroquias céntricas de la ciudad de Guayaquil”, observó.

No hay comentarios :

Publicar un comentario