lunes, 11 de noviembre de 2013

Alcalde de Guayaquil solemnizó el lunes 11 de noviembre, la ampliación del aeropuerto “José Joaquín de Olmedo” en salas de vuelos nacionales


Con la remoción de tierra en el área de extensión de 7.000 metros cuadrados, el  alcalde de Guayaquil solemnizó el lunes 11 de noviembre, a las 11h00, en el mismo campamento de la constructora, la ampliación del aeropuerto “José Joaquín de Olmedo” en las salas de preembarque y arribo de vuelos nacionales.

La ampliación de la terminal aérea que tiene un costo de 11,9 millones de dólares, donde se incluye la fiscalización, está a cargo de la concesionaria TAGSA que contrató a empresas nacionales como EKRON e internacional HELPORT, filial de una empresa argentina, con experiencia en construir terminales áreas como la de Tena y la ecológica en Galápagos, para que levanten la nueva área que estará operativa en julio del año 2014.

La construcción tendrá tres nuevos puentes de embarque de pasajeros con sus respectivas mangas, dos nuevos ascensores, área de control de seguridad, nuevas bodegas en la planta baja y oficinas para la operación de las aerolíneas.

Según el gerente general de TAGSA, general (r) Ángel Córdova Carrera, la construcción no alterará el normal desarrollo de las operaciones aeroportuarias que se realizan con absoluta normalidad ni aumenta el costo de las tasas de los usuarios ni de las compañías aéreas.

A decir de Córdova, desde agosto que se anunció el compromiso de TAGSA para ampliar el área de vuelos nacionales se ha procedido a realizar el diseño preliminar, la preparación del proyecto, planos, valores, la contratación de las empresas constructoras y fiscalización del mismo, cuyo costo no le cuesta ningún centavo al Municipio de Guayaquil sino que es parte del contrato de concesión de las actuales instalaciones.

Según el burgomaestre, “ni el Municipio de Guayaquil, ni los usuarios van a pagar cifras adicionales por los trabajos que se ejecutan y eso que en el aeropuerto de Guayaquil se paga la mitad de lo que cobran otros”. Señaló que con dichas labores se extiende a 7.000 metros cuadrados y 10 mangas la terminal aérea que recibe a más de 60.000 usuarios anualmente y hasta enero habrá 140 millones de dólares en un fideicomiso, “preparados para iniciar la construcción del aeropuerto intercontinental cuando el volumen de la carga y la capacidad de los usuarios aumente los movimientos de los vuelos”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario