lunes, 4 de noviembre de 2013

En el Mercado Municipal de Artículos Varios, los muebles los venden sus propios fabricantes


Una efectiva manera de ahorrar en la compra de muebles para el hogar es visitando el Mercado Municipal de Artículos Varios, conocido popularmente como el de “las Cuatro Manzanas”, donde hábiles artesanos, cuyos talleres funcionan en sectores apartados de la ciudad, ofrecen variados muebles de madera de buena calidad y a precios muy convenientes para la economía familiar.

El mercado, situado dentro del perímetro de las calles Huancavilca, Manabí, Franco Dávila, Pío Montúfar y 6 de Marzo, en el centro de la ciudad, reúne la oferta de 32 artesanos dedicados a la fabricación y venta de muebles directamente a los consumidores.

Muebles de sala, comedor, aparadores, roperos, cajoneras, escritorios, entre otros artículos, son los que se exhiben para su venta, en un marco de seguridad y comodidad.

Juana Cajilema es una de las artesanas que tiene su puesto en este mercado donde vende los muebles que su esposo y padre de sus dos hijos, Efraín Pinta, fabrica en el taller de El Fortín, al norte de la ciudad.

Fausto Segarra, otro de los vendedores, llega con su mercancía desde el sector del Trinipuerto, al igual que lo hace Stefania Segarra, su hija; así como Narcisa de la Rosa, otra de las expendedoras de muebles.

“Yo soy uno de los vendedores informales que con la construcción del mercado me beneficié”, confesó Fausto Segarra, quien aún recuerda el sol que soportó en la avenida Quito y Pedro Pablo Gómez, donde antiguamente trabajaba.

En otra de las esquinas de este concurrido mercado, Kevin Aguilar, uno de los operarios, mostraba los muebles de sala que se fabrican en su taller ubicado en las calles 17 y la B, Suburbio Oeste de Guayaquil.

“Aquí los precios son módicos”, señala Aguilar quien ofrece a sus clientes atractivos descuentos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario