martes, 28 de enero de 2014

Jefe de Delegados del Municipio de Guayaquil recupera su libertad por hacer cumplir ordenanza de propaganda electoral


El jefe de Delegados de la Dirección de Justicia y Vigilancia del Municipio de Guayaquil, Carlos Limongi Hanna, recuperó el martes 28 de enero, a las 10h11, su libertad después de permanecer desde el lunes 27 de enero por la tarde detenido en la Unidad de Vigilancia Comunitaria (UVC) del Cuartel Modelo de Policía, en la Av. de Las Américas, por hacer cumplir la Ordenanza de propaganda electoral que prohíbe colocar propaganda en los sectores regenerados urbanísticamente por la actual administración municipal.

Así, la vía donde la Policía Nacional de manera arbitraria e ilegal detuvo al abogado Limogni por delito de desato a una orden de Amparo Constitucional que impide retirar publicidad política de las centrales política de Alianza País fueron las intersecciones de las avenidas Carlos Luis Plaza Dañín y Francisco de Orellana, donde se produjo la materia de la infracción y aún permanece la propaganda del movimiento de las Listas 35, en los postes de alumbrado público y hasta en la misma semaforización de esas intersecciones.

El martes 28 de enero, un día después de estar privado de su libertad y permanecido en los calabozos del Cuartel Modelo, Limongi fue llevado a la Sala 5 para una audiencia de Flagrancia, donde la jueza de Flagrancia Luisa Macías Burgos instaló la audiencia de formulación de cargos a las 08h45 para resolver la legalización de la detención. Luego de escuchar la ponencia del abogado defensor del Municipio de Guayaquil, Carlos Vera Mora, a las 09h40 se dispuso la inmediata libertad, no sin antes anunciarse que la Fiscalía, representada por Miguel Cruz Otero, ha iniciado la instrucción fiscal cuya indagación se hará por el lapso de 30 días.

De acuerdo con el parte policial, Limogni fue detenido por delito de desacato e incumplir un Amparo de Protección o Medida Cautelar emitida por el juez Cuarto de Trabajo del Guayas, Luis Muga Passailaigue, a favor de la directora provincial de Alianza País, María de los Ángeles Duarte, que  impide que se apliquen sanciones administrativas o retirar o impedir que se coloque publicidad promocional en las centrales políticas del movimiento Alianza País, Listas 35, hasta el 23 de febrero del 2014.

Sin embargo, según Carlos Vera, abogado defensor de Limongi, “no hay elementos de convicción, no hay motivación lógica, no hay nexo causal ni desacato de la orden constitucional porque el control electoral se ejercía en las intersecciones de las avenidas Carlos Luis Plaza Dañín y Francisco de Orellana y no en ninguna central política de ese movimiento. Tampoco existe la prueba material de la infracción, ni hay cadena de custodia para incriminar al procesado porque solo estaba ejerciendo control y, por tanto, la acción constitucional no tiene nada que ver con los hechos del lunes”.

Además, Vera alegó que el Cabildo porteño de acuerdo con el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD) puede ejercer el control del Uso de Suelo y el Espacio en la Vía Pública, normas jurídicas que se sujetan a la ley y están amparadas en el Art. 264, numerales 2 y 3, y Art. 424 de la Constitución de la República. Además, la detención es ilegal porque se tendría que haber cumplido una acción de incumplimiento de la causa constitucional producto del amparo, situación que no se dio y así se privó ilegalmente a Limongi de su libertad.

El director de Justicia y Vigilancia, Xavier Narváez, dijo que existe un maltrato psicológico en contra de Limongi porque de lo detuvo al mediodía de ayer (lunes) y el parte de dos líneas se terminó de imprimir a las 8 de la noche (lunes) y recién la audiencia se da hoy (martes), a las 09h00, después de casi 24 horas, por un supuesto delito de desacato que no ha ocurrido, pero ha cambiado a una instrucción abierta.   

No hay comentarios :

Publicar un comentario