miércoles, 19 de febrero de 2014

Alcalde Nebot autorizó a Fundación Terminal Terrestre de Guayaquil, la contratación de construcción de Terminal Satélite Norte de la Vía Daule

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, autorizó a la Fundación Terminal Terrestre de Guayaquil para que proceda a la contratación de la construcción de la Terminal Satélite Norte de la Vía a Daule de acuerdo con las leyes y con transparencia y competencia.

La luz verde para la ejecución de la obra la dio públicamente el alcalde Nebot, durante la presentación de los estudios realizados por la Consultora Vera & Asociados en un acto oficial realizado la mañana del miércoles 19 de febrero, en el Salón de la Ciudad.

Se estima que el proceso de contratación, que comprende la publicación de las bases para la convocatoria a licitación y su correspondiente adjudicación, se extenderá hasta junio del año en curso para iniciar en el siguiente mes de julio la construcción de la nueva terminal, que tiene un plazo de ejecución de doce meses, por lo que el Primer Personero Municipal aspira que entrará en funcionamiento a partir de julio del 2015.

La nueva terminal satélite tendría 7 mil metros cuadrados de construcción sobre una extensión de 30 mil metros cuadrados en el kilómetro 14,5 de la vía a Daule, en una zona industrial y beneficiará a los ciudadanos residentes en el sector comprendido desde el Km. 2 al 20 de la mencionada vía, correspondiente a la parroquia Pascuales y los sectores de Bastión Popular, San Francisco, Paquisha, entre otros.

El alcalde recordó que en el lugar (en el kilómetro 14,5 de la vía a Daule) hay un gran  movimiento informal de personas que quieran tomar buses hacia ciertos cantones del Guayas como: Daule, Nobol, Isidro Ayora, Pedro Carbo y también hacia la provincia de Manabí, actividad que con la nueva terminal terrestre no solo que se formalizará y legalizará dicho servicio, sino que también se solucionará el problema de peligrosidad del tránsito que existe al momento de tomar un transporte, no solo para el usuario sino también para los vehículos  que circulan por el sitio.

“Otro de los beneficios es que ayudará a controlar la delincuencia, ya que los pasajeros deberán abordar desde la nueva terminal”, dijo Nebot quien aspira además recuperar la tasa de control, la que será similar a la que se paga en la Terminal Terrestre de Guayaquil.

4 millones de usuarios al año
La nueva terminal satélite, que también será regida por la Fundación Terminal Terrestre de Guayaquil, atenderá una media de 10.000 usuarios diarios, cerca de 4 millones al año. Asimismo, recibirá un promedio de 800 buses de transporte cantonal, intercantonal e interprovincial. Contará con circuito cerrado de televisión y diez puestos de guardia.

Tendrá 4 salas de espera para 400 usuarios, con 6 boleterías, 4 kioscos, 20 torniquetes, 14 andenes de salida, con 13 de reserva, y 8 andenes de llegada y otros tantos igualmente de reserva. Operarán 18 cooperativas de transporte.

Se dispondrá de 82 parqueos particulares; 15 para taxis; 23 para motos, y, 25 para bicicletas. Además, tendrá dos baños para mujeres y dos para hombres, además de 4 inodoros especiales para discapacitados.

El costo de la obra será de un aproximado de 7 millones de dólares, dinero que lo desembolsará la Fundación Terminal Terrestre de Guayaquil, sin pedir recursos ni al Municipio de Guayaquil y menos aún al Gobierno Nacional, aclaró el alcalde Jaime Nebot.

No hay comentarios :

Publicar un comentario