miércoles, 19 de febrero de 2014

Alcalde Nebot entregó obra que beneficia 226.000 habitantes Municipio de Guayaquil selló el Canal de la Muerte y la transformó en amplia vía de acceso de Mapasingue

 
El que hasta 24 meses atrás fuera el Canal de la Muerte, una vertiente del denominado Río Perdido donde se descargaban las aguas lluvias, ha sido sellado y a partir del miércoles 19 de febrero es una amplia vía de acceso que cuenta con 4 carriles, dos de ida y dos de regreso, que desemboca en las avenidas Sexta y Séptima de Mapasingue Oeste, ubicada al norte de la ciudad.

El desagüe que durante muchos años ocasionaba en invierno inundaciones en épocas de lluvias dejando como saldo insalubridad, contaminación ambiental, personas  muertas y bienes desaparecidos es parte del pasado. El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, estuvo a las 12h00 en la entrega de la obra pública popular que consiste en la construcción de ductos cajones de hormigón armado, colocación de tuberías para el drenaje de las aguas lluvias, y la construcción de la vía de acceso con aceras, veredas, bordillos y escalinatas.

La construcción del ducto cajón de alcantarillado pluvial en el Canal de la Muerte y Río Perdido, ubicados en el sector de Mapasingue Oeste, beneficia a 226.000 habitantes porque atraviesa varias cooperativas de viviendas de Prosperina y Mapasingue Oeste como: 7 de Septiembre, Colinas del Valle, Colinas del Hipódromo, 9 de Enero, 4 de Diciembre, 12 de Octubre, Gallegos Lara, 29 de Abril, entre otras, donde 2.100 metros lineales de ducto cajón con revestimiento de hormigón armado permitieron la conexión de 11.000 predios.

Carmen Ávila, representante de la comunidad del sector, agradeció al alcalde Nebot por la construcción del ducto cajón que fue sellado y la vía de acceso que cerró un capítulo de sus vidas “porque muchas vidas se perdieron en el canal debido a la zozobra que ocasionaba en invierno y era una realidad porque muchas personas perdieron sus bienes”.

Mientras que el alcalde Nebot destacó que la obra “es parte del buen vivir” que se practica y construye en la Municipalidad de Guayaquil que dota de servicios a la comunidad y especialmente a la gente que lo necesita.

El primer funcionario municipal señaló que así se sirve a la gente construyendo obras y rebajando los impuestos al 20% a la clase pobre, 10% a la clase media y no se aumentó ni se rebajó a la clase pudiente y “esa es la diferencia entre decir la verdad y mentir, entre hablar y hacer, entre prometer y cumplir, entre sumar y multiplicar, nosotros construimos no destruimos”.

Además, anunció que en abril entregará a los habitantes de ese sector de la ciudad, dos nuevos proyectos de alcantarillado sanitario que beneficia a quienes viven en Mapasingue y Prosperina con lo que se amplía la cobertura del alcantarillado en Guayaquil.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada