miércoles, 19 de febrero de 2014

Alcalde Nebot impulsa el Gran Guayaquil con Daule, Samborondón y Durán

 
Una Guayaquil que desborde sus límites para integrarse con otras ciudades de su entorno conformará el Gran Guayaquil, según explicó el alcalde Jaime Nebot durante una entrevista radial el miércoles 19 de febrero. Al respecto dijo que el tema se está tratando con los alcaldes de Samborondón, Durán y Daule, “ciudades con las que nos separa un accidente geográfico, un río”.

Anotó que desde el punto de vista socioeconómico, de idiosincrasia, básicamente “somos una sola cosa”. Por eso, reveló, se han discutido con sus alcaldes temas de integración como el de la Metrovía, que debe funcionar en sus cantones “y tener una coordinación con la ciudad de Guayaquil, es decir, donde acaban esas metrovías, empieza la de Guayaquil, pero eso no quiere decir que no se puedan integrar desde el punto de vista de rutas, de validez de boletos y de descuentos, etc.”.

Pero la integración que se busca no acaba con la coordinación del transporte masivo urbano, sino que abarca también la construcción de puentes. “Hay que hacer puentes desde Daule hacia Guayaquil y desde Samborondón hacia Guayaquil, que desemboquen en la Terminal Terrestre-Pascuales. Eso le corresponde a esos cantones, que son los que generan el problema de movilidad, Guayaquil, lo sufre”.

Agregó que una vez los puentes lleguen a Guayaquil, el Municipio porteño se encargará de extender las vías hasta la Terminal Terrestre-Pascuales y de ahí, se encauzará el tráfico hacia el noroeste, “por ejemplo, prolongando la avenida Casuarina, por ejemplo, llegando al centro por otra ruta que no sea la avenida de las Américas, de manera que eso, (la integración de las metrovías y la construcción de los puentes) y mucho más, porque la integración también es económica y social, es lo que constituye el Gran Guayaquil”.

Sobre las críticas gubernamentales que desestiman la existencia de los fondos necesarios para la construcción de esas obras, argumentó que ninguno de los cuatro municipios ha tenido problemas de falta de fondos para cubrir sus gastos, algo que no puede esgrimir el Gobierno, el cual el último mes no alcanzó a pagar los sueldos de los empleados públicos, por lo que aseguró que los municipios podrán enfrentar la implementación de estas propuestas.

Auditoría técnica y pública al CNE

El alcalde guayaquileño insistió en la obligación, legal, ética y política que tiene el Consejo Nacional Electoral, CNE, de llevar a cabo una auditoría técnica y pública del software que cuenta los votos en el sistema computacional que se implementará para las elecciones del 23 de febrero. Respecto a la cual advirtió que no se puede eludir.

También advirtió sobre el conteo rápido de votos anunciado por el CNE, que se debe hacer en base a actas terminadas, contadas, sumadas y firmadas. “Si van a hacerlo así, entonces, porqué usan una segunda acta, simplemente, terminen de contar la muestra, sumen, firmen y hagan el conteo rápido, pero si no van a hacerlo así, es decir, si no firman y si no alcanzan a contar, ¿qué información es la que van a dar?”.
Objetó  que a cuatro días de los comicios todavía el CNE esté haciendo ajustes en el sistema. “No sé si eso es ineptitud, irresponsabilidad o alguna otra cosa, pero terminen y ajusten bien de una vez, hagan la auditoría, todo lo que tienen que hacer, y no se preocupen, si no, preocúpense, porque si quieren jugar con fuego en Guayaquil, aquí el pueblo les quema el rabo”.

Indicó que a pesar de su insistencia, el CNE no ha contestado a sus inquietudes, por lo que se dirigió con comunicaciones públicas a los organismos internacionales como la Unión de Naciones Suramericana, UNASUR, las Naciones Unidas, ONU, y la Organización de Estados Americanos, OEA.

“Tengo una gran curiosidad, aunque yo ya sé la respuesta, tengo la curiosidad de saber si van a demostrar (los organismos internacionales) al fin si sirven para algo, o como yo creo, no sirven para nada”, reflexionó.

La defensa de Guayaquil

La Primera Autoridad del Cantón, destacó la importancia de sentido del servicio para lograr que la gente viva mejor, con más obras y servicios, pero rescató un aspecto especial que va más allá del afán de servir a los más pobres y que se circunscribe a la defensa de los valores que hacen una ciudad y que edifican su progreso por sobre todas las cosas.

“Ese compromiso de servir va más allá de los servicios, de la obra, va a la defensa de la celeste y blanco. Nebot es como Guayaquil, no es amarillo ni verde, es celeste y blanco, es el Alcalde de todos, defiende a la ciudad de Guayaquil, hace realidad los sueños de Guayaquil, y por eso la gente está donde está y nosotros defendiéndola y con ellos”, explicó.

El alcalde Nebot se refirió a las acciones puntuales que el Gobierno realiza en contra de la ciudad y que lo obliga a enfrentarlo por su defensa, como la falta de dragado del río Guayas, que pone en serio riesgo de inundación a la ciudad; igualmente la demora en dragar el canal de acceso al Puerto Marítimo Simón Bolívar de Guayaquil y que pretende asfixiarlo conjuntamente con los 13 puertos privados que sostienen la economía de la ciudad; la suspensión del permiso para el puerto de aguas profunda de Posorja; las leyes que privan a Guayaquil de los beneficios de la inversión, al reducirla como la única ciudad del país que no puede ofrecer incentivos a esta inversión necesaria para su mayor progreso; la prohibición de transmitir los spot publicitarios informativos para que los bachilleres puedan acceder al programa municipal de tablets gratuitas o a los pobres para inscribirse en el programa de viviendas Mi Lote 2; o el afán de volver a controlar el aeropuerto internacional José Joaquín de Olmedo.

“Esa es la lucha de la celeste y blanco. Eso es lo que significa Nebot: Guayaquil ciento por ciento. Ese Guayaquil que respira libertad, orgullo, progreso, empleo. Eso es lo que somos nosotros y por eso la gente nos quiere y nos cree”, sentenció.

Por último arengó: “Que Guayaquil siga siendo Guayaquil; que Guayaquil siga siendo como quiere ser  y como va a ser: celeste y blanco. Qué Guayaquil siga haciendo realidad sus sueños; que Guayaquil siga respirando libertad, progreso y orgullo, con un Alcalde sin jefe; con un Alcalde que los quiere; con un Alcalde que los defiende; con un Alcalde que lucha por su futuro”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario