jueves, 19 de junio de 2014

Municipio de Guayaquil entrega 500 becas a estudiantes que han perdido a sus padres el viernes 20 de junio

La Dirección de Acción Social y Educación de la M. I. Municipalidad de Guayaquil, realizará el evento de entrega de las Becas Municipales de Amparo, por tercer año consecutivo, que será presidido por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot.

En el Palacio de Cristal (Malecón 2000), el viernes 20 de junio, a partir de las 09h00, 500 estudiantes recibirán las becas que el Municipio de Guayaquil entrega para garantizar que sus estudios continúen a pesar de haber perdido a sus padres (uno o ambos).

El objetivo del proyecto es “contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de niños, niñas, adolescentes que viven en el cantón Guayaquil que se encuentran huérfanos de uno o ambos padres, alumnos de escuelas y colegios fiscales y escuelas particulares populares del cantón, para que mediante los beneficios que prevé la beca de amparo continúen con  sus estudios hasta culminar el bachillerato”.

Los directores de establecimientos educativos particulares populares, reciben un monto de hasta $200 anuales para contribuir con los gastos de matrícula y pensión del año lectivo de cada estudiante favorecido con esta beca. Además, cada estudiante de escuelas particulares populares, fiscales y colegios fiscales, recibe una mochila con útiles escolares de acuerdo a su nivel de estudio y una tarjeta de la Metrovía cargada con pasajes escolares.

¿Cómo se obtiene una Beca de Amparo?
Para acceder por primera vez a la beca, se debe entregar la solicitud por escrito junto a los documentos del niño en la Fundación Ecuador, ubicada en la Cdla. Kennedy, Av. San Jorge al lado de la iglesia de los Mormones.

Documentos: Partida de nacimiento o cédula del niño (a), certificado de defunción del padre o madre, matrícula escolar del año en curso, copia legible de la cédula del representante (familiar que viva con el estudiante), dirección completa, teléfono convencional y celular.

La Municipalidad de Guayaquil sabe que la ausencia de los padres no se puede suplir, pero otorga con este proyecto los medios que permiten que la educación de estos niños y adolescentes, no se detenga. La educación es un derecho de todos y con este proyecto se defiende y se cumpe este derecho fundamental.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada